pareja

Revolutionary Road

Posted on

(c) Tomado de http://www.incontention.com
(c) Tomado de http://www.incontention.com

La otra noche ví “Revolutionary Road”, la película de Sam Mendes (director de “American Beauty”) con Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en el rol estelar de la pareja Frank y April Wheleer. Una película extraordinaria tanto como estremecedora en el tema que propone. Nos plantea el asunto de esos “turninig points” (encrucijadas) es las que tenemos que decidir qué hacer con nuestra vida: seguir en la misma rutina o emprender un cambio radical. Lo complicado de esto es cuando tales decisiones afectan a los que queremos, a nuestra pareja, a nuestros hijos… No es fácil, y se requiere tanto coraje para quedarnos como para irnos. Presenta, asimismo, el tema de los sueños y los proyectos personales y de pareja. Nos acomodamos, “sentamos cabeza”. ¿Cómo ser fieles a nuestros sueños primigenios? ¿Tenemos que dejarlos atrás o recrearlos? ¿Qué hubiera pasado si hubiésemos ido por tal camino y no por el otro?
Y en todo esto, el personaje John Givings (Michael Shannon), el hijo depresivo y transtornado de unos amigos de los Wheleer, el único con la lucidez para decir lo que estaba pasando.

No es una película para pasar un buen rato. Pero es muy elocuente para juzgar las relaciones interpersonales, las decisiones vitales y la manera de lidiar con lo oscuro y complejo de la vida humana.

Dicen que no encontramos nada

Posted on Actualizado enn

(c) Maitena
(c) Maitena

Norma dice que no sé buscar, pero yo creo que tiene que ver con diversas nociones de orden. Porque si algo tengo yo es ser ordenado. Pero pueden ser diversos tipos de orden, o áreas específicas donde reina uno u otro en la familia. Siempre sé donde están mis llaves, no como ella. Pero si se trata de ver donde está la ropa de las chicas, o los peines, no tengo idea. Más bien, cuando ya estoy aprendiendo a ubicarme, me cambian de sitio las cosas, con esto de que en la variación está el gusto.

En fin, nadie dijo que el mundo sea perfecto. Lo importante es poder acercarnos a la lógica del otro y eso es tratar de entender cómo se organizan las cosas, con qué prioridades. Eso es parte de la convivencia porque, tanto el amor como el diablo están en los detalles…