derechos

Su sangre derramada no fue en vano

Posted on Actualizado enn

Hace 20 años estudiaba filosofía en Chile y era todavía jesuita y , y nos enteramos con estupor que Ignacio Ellacuría, cinco otros jesuitas y dos empleadas, habían sido salvajemente asesinados, sacados de sus cuartos y acribillados en la Universidad Centroamericana de El Salvador.

Este 16 de noviembre pasado se cumplieron 20 años, ya no soy jesuita, pero me sigue extremeciendo el recordarlos. Como tantos otros mártires desconocidos en América Latina, como Rutilio Grande y Monseñor Oscar Romero, estos jesuitas son de los que se quedaron, los que eligieron acompañar al pueblo y a las comunidades en medio de la violencia. Insistieron en hablar claro, en hacer de la justicia un modo de vida, y a pesar de sus propias limitaciones personales, estar allí, como semilla fecunda para otros tiempos…

Algunos testimonios: “El silencio de los testigos” de Juan José Tamayo y las palabras del jesuita Jon Sobrino.

Ya era hora

Posted on

(c) Tomada de http://elnenenocome.com
(c) Tomada de http://elnenenocome.com

Los padres tendrán derecho a cuatro días consecutivos de licencia con goce de haber cuando nazcan los hijos. Esto fue aprobado por unanimidad en el Congreso al final de la semana pasada, según informa el diario El Comercio. Según señala el proyecto, la licencia otorgada por el empleador es “irrenunciable” (¿implica esto que hay padres que no querrán tomarla pero deberían ser obligados a esto?). Más allá de los detalles legales del asunto, es importante ir al fondo de lo que implica esta iniciativa: reconocer que la paternidad no es accesoria, que es una pieza clave en el desarrollo del recién nacido, y que el estereotipo del padre ausente es eso, un estereotipo. Hay muchos padres, muchos más de los que podemos imaginar, que cuidan a sus hijos, que comparten el embarazo, que asisten al nacimiento y que asumen las responsabilidades de la crianza, las malas noches, el cambio de pañales, las preocupaciones por las enfermedades. Por todos ellos y por todos los padres que vendrán, felicitamos por la iniciativa, y por las tareas pendientes en avanzar en responsabilidades compartidas, padres y madres…

“Ahora creo que nada ni nadie me puede desalentar”

Posted on Actualizado enn

(c) Tomado de El Comercio
(c) Tomado de El Comercio

El diario Perú 21 y el diario El Comercio reportan sobre este caso inspirador: Vilma Palma, una mujer de 39 años con discapacidad motora en el lado derecho y dificultad para hablar ganó la demanda que hizo a un Instituto Superior Tecnológico donde fue discriminada. Ella terminó sus estudios pero cuando consiguió ser asistente de prácticas en el laboratorio en la rama de ciencias alimentarias, un grupo de profesores la rechazó. “Ellos argumentaban que yo no podía estar en el puesto porque era discapacitada. Incluso dijeron que suspenderían las prácticas hasta que se nombrara una persona adecuada.”

Además de ello, Vilma Palma tuvo que enfrentar actitudes paternalistas o condescendientes, que son también una forma velada de discriminación. “Ellos han sido muy crueles y cínicos: uno aducía que sólo me querían proteger.” Otra de las cosas que ellas denuncia es el rechazo y la crueldad: “Me hacían sentar en un rincón y no me encargaban nada. Ni siquiera me hablaban.” No es posible tolerar este tipo de actitudes, sobre todo en instituciones educativas. ¿Qué tipo de formación se puede dar si no se respeta a las personas? ¿Qué sentido tiene enseñar estas cosas si no se reconoce la diversidad y no se ofrecen las mismas oportunidades a todos?

La Corte Superior de Lima Norte dictaminó una pena de tres años de cárcel para los cuatro profesores, un año de inhabilitación profesional y diez mil soles de reparación civil. Probablemente sólo compensa en parte lo que esta mujer ha sufrido, pero abre camino para no tolerar la discriminación de ninguna manera y mostrar que hay consecuencias por ello

Permisos iguales, responsabilidades compartidas

Posted on

(c) Tomado de http://www.igualeseintransferibles.org/
(c) Tomado de http://www.igualeseintransferibles.org/

Encontré en la web esta magnífica iniciativa en Europa que busca “reivindicar la igualdad de permisos entre hombres y mujeres, poniendo así fin a uno de los factores en que se asienta la discriminación laboral de las mujeres y la desigual distribución de las tareas y responsabilidades extralaborales”.

Esta es, por ejemplo, la petición que se ha hecho al Parlamento Europeo que ha propuesto ampliar la duración mínima del permiso de maternidad desde 14  hasta 18 semanas y en la que ni se menciona un periodo mínimo de permiso de paternidad,

“Las personas abajo firmantes expresamos nuestra preocupación por la persistente desigualdad entre los permisos de maternidad y paternidad, que refleja la concepción de que son las mujeres las que deben ocuparse prioritariamente del cuidado.

Apelamos a la reiterada apuesta del Parlamento Europeo por la igualdad de género. Actualmente, y más aún en el periodo de crisis económica en el que nos encontramos, proteger los empleos de las mujeres exige que estas no estén marcadas con la etiqueta de ‘menos disponible’ para el trabajo asalariado. En la vida familiar, para avanzar hacia la eliminación de los roles diferenciados de género, es necesario que los padres puedan ocuparse del cuidado de sus bebés igual que las madres. Afortunadamente la sociedad ya ha apostado por la corresponsabilidad en el cuidado, pero para que los hombres puedan ejercerla es necesario que se les conceda su permiso y prestación de paternidad al mismo nivel que a la madre.

Creemos que el permiso del padre debe ser individual e intransferible, como lo son los demás derechos laborales y de Seguridad Social basados en cotizaciones personales. La experiencia ha demostrado que los hombres no disfrutan los permisos que pueden transferir a las mujeres, ya sea por razones de educación o por presión de las empresas. Por otro lado, todas las mujeres se ven penalizadas por las mayores ausencias laborales de las madres. Una vez que ambos progenitores tengan permisos iguales e intransferibles, podrían aumentarse estos permisos al unísono sin perjudicar el objetivo de igualdad. Mientras, aumentar el de maternidad sería agravar aún más las diferencias.”

He pasado por esta experiencia, como padre, de no poder acompañarlos plenamente en los primeros días de nacido. He sido testigo, también, de como mi esposa ha tenido que lidiar con asuntos laborales y tener que “re-engancharse” luego de la licencia o descanso, no siempre en condiciones iguales o mejores. Pero, sobre todo, reivindico este derecho que tenemos como padres de estar con nuestros hijos en esos primeros días, que son muchas veces de amanecidas, angustia. Es difícil enfrentar el trabajo con pocas horas de sueño, o con el sentido de culpa porque es la madre la que lleva no sólo la lactancia sino gran parte del cuidado mientras uno está fuera. Y qué mayor es el reto en este país en que sólo una fracción tiene un trabajo formal y estable…

¿Frío? El de la sierra…

Posted on Actualizado enn

Tomado de http://akilesmartin.blogspot.com
(c) El Otorongo. Perú 21. Tomado de http://akilesmartin.blogspot.com

Cada mañana, mis hijos se resisten a levantarse para ir al colegio. Tienen frío, dicen. Y no puedo dejar de penar que los 17º o 16º centígrados en Lima (que incluso pueden bajar a 15º o 14º) no se pueden comparar a los -10º o -16º que hay en algunos lugares de Puno o la sierra sur de nuestro país. “No es cuento” como reza uno de los comerciales de un banco. Claro, si estuviéramos en Suiza o en Canadá, no habría tanto lío porque todos tienen calefacción o ropa térmica. Pero en nuestra empobrecida serranía o en el Altiplano esto puede significar la enfermedad y la muerte, sobre todo de niños pequeños y de personas mayores.

Lo más terrible, sin embargo, es lo que denuncia la caricatura que salió en El Otorongo de Perú 21. Tan terrible como el frío es la indiferencia del resto del país que no entiende este problema ancestral, más complicado con el cambio climático global y la pobreza. No se trata de limosna o ser “buena gente”. Es un tema de justicia, de un país que tiene que velar por el cuidado y la salud de sus ciudadanos. Hay muchas formas de colaborar. Veamos con nuestros hijos la mejor manera, tomemos la decisión con ellos. Tal vez así, en las mañanas, cuando les cueste despertarse recuerden que son más afortunados que otros y que se trata de aprovechar lo que se tiene y compartir con los demás…

Ha muerto Tránsito Amaguaña

Posted on

(c) Tomado de http://www.eluniverso.com
(c) Tomado de http://www.eluniverso.com

“Yo he viajado y he caminado por todos los lugares, pero nunca he negociado con la sangre de mis hermanos” (Tránsito Amaguaña)

 

Estando en Ecuador, me enteré de la muerte de Tránsito Amaguaña. A los 99 años, esta líder indígena Kayambi fue una de las impulsoras de las escuelas campesinas en las que, porprimera vez, se enseñaba a los indígenas en kichwa, el quechua que se habal en Ecuador.

Hace más de cinco años que no caminaba y estaba psotrada en su cama. Nació en 1909 en la hacienda de Pesillo (Cayambe). Sus padres servían como hasipungos (sirvientes en la casa de los hacendados) y desde temprana edad conoció el maltrato, que la impulsó a enfrentarse y luchar por los derechos de los indígenas… A los 14 años la obligaron a casarse con un hombre mayor, del que finalmente se separó. En la primera mitad del siglo pasado, en las haciendas, no se permitía que los indígenas estudiaran. Tenían que hacerlo a escondidas, haciendo reuniones en distintas casas con el fin de no ser sorprendidos. Ella nunca se consideró comunista, pero así fue etiquetada varias veces y fue encarcelada acusada de recibir dinero y armas rusas para armar una revolución en el país.

Mirándola antes de morir, uno no podría imagir la magnitud y el coraje de esta mujer. Sin embargo, allí chiquita, “perdida enter las cobijas y ajena a los visitantes” no nos podríamos haber imaginado que ella dirigió 26 movilizaciones a Quito por la reivindicación de los derechos de los indígenas ecuatorianos y una de la mayores líderes indígenas del continente…