consumo

El regalo es lo de menos

Posted on

(c) Tomado de http://musicados.blogspot.com/
(c) Tomado de http://musicados.blogspot.com/
Visitando el blog de Iñigo Barreiro, me encuentro con estas caricaturas de Faro sobre temas del hogar y la escuela. Me recordó la manera como mis hijos, sobre todo cuando eran más pequeños, se entusiasmaban tanto con el papel de regalo que a veces se olvidaban del mismo regalo que iba dentro. Sin embargo, no es una cuestión de niño. La cultura del envoltorio es tan potente que nos encontramos todo un mundo de consumidores que se dejan llevar por las presentaciones y no tanto por el producto en sí: autos, televisores, alimentos, libros. En muchos casos la caja, la tapa, la marca es lo único que cuenta… Nos encandilamos, como los niños, por lo que brilla, lo que ofrece prestigio, juventud, vida saludable, entendimiento. Puede ser lo mismo con las personas: nos quedamos en su aspecto físico, en sus títulos o cartones académicos, en la elegancia de su traje, en su forma complaciente o persuasiva de conversar o discutir. No creo que se trata de un asunto de fondo y forma. La forma también es parte de la realidad, pero no lo es todo… Y es algo que podemos enseñar a nuestro hijos desde pequeños. Ir más al fondo, no dejarse engatusar, ser críticos, esperar lo mejor. Tal vez así no se queden con el papel del regalo y tiren los verdaderos regalos que la vida nos va ofreciendo a lo largo de los años…

Menor consumo, más responsabilidad

Posted on Actualizado enn

(c) Tomado de http://www.polemica.org
(c) Tomado de http://www.polemica.org

“La crisis puede ver nacer una nueva generación de menores más conscientes del valor de las cosas y en los que el deseo vuelva a tener un papel.”

Ana Pantaleoni, del diario El País de España, escribe un gran reportaje sobre la importancia de aprovechar la crisis económica global para. Su artículo se titula “Niño, el dinero no salía gratis del cajero”, que ne divirtió, porque es la experiencia que he tenido con mis hijos chicos cuando me han acompañado alguna vez a sacar dinero… ellos querían tener también esa “tarjetita” para que les diera dinero…

La crisis ha afectado duramente a países como España, aumentando fuertemente el número de desempleados. Pero como todas las crisis, hay que apovecharla como una oportunidad. Pantaleoni señala que hay que enseñar a los niños que se puede prescindir de ciertas cosas y que hay que re-aprender a darle el valor a las cosas.

Aquí en el Perú la crisis no se ha sentido con igual fuerza… Pero tanto la crisis energética, como el calentamiento global o el problema del agua son oportunidades para hacer ver a los niños lo que es importante y la importancia no sólo de reciclar, sino de consumir de manera inteligente. El agua, por ejemplo, es algo que en el colegio les han insistido y recomendado que ahorren. Pero hay poca conciencia de que vivimos en medio de un desierto y gran parte del problema es el agua que se desperdicia en el sistema. El Apagón Mundial sirvió también para motivarlos sobre la necesidad de no desperdiciar la luz y apagar los aparatos y artefactos que no se utilizan… Todos estos son avances que deben ir ahondando una mayor conciencia de que tenemos que cuidar el planeta, producir menos basura y menos desechos (sobre todo, plástico), tener una vida más saludable y ayudar a crear un ambiente de mejor convivencia y solidaridad…