Viajar lento: ¿bendición o maldición?

Posted on

(c) http://weblogs.marylandweather.com

Ewan McIntosh, en edu.blogs.com comenta esta interesante travesía de David Randall de Roma a Inglaterra, debido a los vuelos cerrados por la nube del volcán que erupcionó en Islandia, las peripecias que debe seguir para encontrar otro vuelo, un taxi compartido con otros, un carro de alquiler para pasar el ferry hacia Dover, el apoyo de alguien para no quedarse a la intemperie en una noche congelada…

(c) http://www.chicagobreakingnews.com

Ewan comenta que viajar despacio ha hecho que las personas hablen más, más de lo usual que sucede en aeropuertos. Han descubierto un poco más quién es su vecino de asiento, historías maravillosas y concidencias geniales.

Recordaba este magnífico texto autobiográfico de  Gabriel García Márquez, “Vivir para contarla”,  en la que describe los viajes que hacía por barco por le río Magdalena durante su época de estudios en Bogotá. “Hoy me atrevo a decir que lo único por lo que quisiera volver a ser niño es para gozar otra vez de aquel viaje… ( ) Ahora es raro que alguien conozca a alguien en los aviones. En los buques fluviales los estudiantes terminábamos por parecer una sola familia, pues no poníamos de acuerdo todos los años para coincidir en el viaje. A veces el buque encallaba hasta quince días en un banco de arena. Nadie se preocupaba, pues la fiesta seguía, y una carta del capitán con el escudo de su anillo servía de excusa para llegar tarde al colegio…”

Los viajes de hoy tienden a ser impersonales mientras más sofisticados son. Habría que ver los viajes en las camionetas en la sierra, o las lanchas en la selva. Por eso, más allá de lo rápido o lento que se viaje, lo que importa es la actitud que tengamos: el viaje como una experiencia humana o no, en la que el mismo viaje, el mismo trayecto puede ser tan importante como llegar a nuestro destino….

Anuncios

Su sangre derramada no fue en vano

Posted on Actualizado enn

Hace 20 años estudiaba filosofía en Chile y era todavía jesuita y , y nos enteramos con estupor que Ignacio Ellacuría, cinco otros jesuitas y dos empleadas, habían sido salvajemente asesinados, sacados de sus cuartos y acribillados en la Universidad Centroamericana de El Salvador.

Este 16 de noviembre pasado se cumplieron 20 años, ya no soy jesuita, pero me sigue extremeciendo el recordarlos. Como tantos otros mártires desconocidos en América Latina, como Rutilio Grande y Monseñor Oscar Romero, estos jesuitas son de los que se quedaron, los que eligieron acompañar al pueblo y a las comunidades en medio de la violencia. Insistieron en hablar claro, en hacer de la justicia un modo de vida, y a pesar de sus propias limitaciones personales, estar allí, como semilla fecunda para otros tiempos…

Algunos testimonios: “El silencio de los testigos” de Juan José Tamayo y las palabras del jesuita Jon Sobrino.

District 9: los otros son los extraños

Posted on Actualizado enn

(c) http://www.district9movie.com

Hace un par de semanas fui a ver la película Sección 9 (District 9), del director Neill Blomkampf y producida por Peter Jackson.

Impresionante escenario, intrigante historia. ¿Quiénes son los “aliens” (los extraños o extra-terrestres)? Como siempre, lo diferente se convierte en extraño. Rompe con el estereotipo del extraterrestre poderoso que viene a destruirnos o someternos. Es el “alien” que se convierte en otro marginado, excluido y explotado. Y como a tantos otros, en la historia milenaria de dominación, se convierte en un objeto de las políticas que pretenden ayudarlo, encaminarlo, conducirlo. Los campos de refugiados se convierten en prisiones, el control en represión y la ayuda en destrucción.

El ghetto es el lugar de la tragedia, pero al mismo tiempo de la salvación, el único lugar donde Wikus Van DeMerwe puede encontrar refugio y comprensión para sus transformación.

La historia es cautivante y nos mantiene en alerta los 111 minutos de la película. Ver más aquí.

Los muros nuestros de cada día

Posted on Actualizado enn

(c) http://www.yaf.org

“De telón de acero a castillo de naipes”, titula El Comercio el artículo en el aniversario de la caída del Muro de Berlín. !!Son veinte años y parece que fue ayer!! La voluntad humana fue más fuerte que la decisión del que lo construyó.

Y seguimos construyendo muros (Gaza, frontera sur de los EE.UU., Corea) pero la voluntad humana por la libertad seguirá destruyéndolos por más altos, fuertes, o provistos de tecnología mortífera. Dios me conceda la vida de ver estos y otros muros caer…

Últimos en fútbol, primeros en muchas otras

Posted on

hechoenperuLa reciente columna de Bruno Giuffra en la revista “Somos” de El Comercio (17 de octubre) es un intento por ver todo aquello en lo que el Perú lidera en el mundo. Si bien nuestro equipo ha salido último en la región en las eliminatorias para el Mundial de Fútbol, hay otras cosas en las que somos “campeones”:

– primer productor de plata
– país más emprendedor del munco
– primer exportador de harina de pescado
– primer exportador de espárragos frescos
– priemr destino turístico, histórico y auténtico en América Latina
– principal destino gastronómico en el mundo
– país con mayor número de aves en el mundo
– país con mayor diversidad de papas en el mundo
– primer exportador de banano orgánico
– primer puesto en cuanto a clima de negocios para las microfinanzas
– país más ecológicamente diverso del mundo

Éstas son buenas noticias. Son cosas que muchas veces los propios peruanos no sabemos. Creo que es un estado de ánimo que tenemos que recuperar, para no dejarnos derrotar por ese sentido de pesimismo y desazón con que a veces miramos las cosas del país. No podemos tapar el sol con un dedo. Allí sigue la pobreza, la exclusión, la mala educación que reciben tantos niños de nuestro país. Pero no todo está perdido. Esas buenas noticias deben alentarnos a buscar, a crear, a reconocer lo que es nuestro, sin chauvinismos, y a seguir construyendo la patria sin olvidar lo que dijo Vallejo, “hermanos, hay mucho que hacer”

Eloy Anello vive para siempre con nosotros

Posted on Actualizado enn

(c) CETT
(c) CETT

“Cuando un amigo se va queda un tizón encendido
que no se puede apagar ni con las aguas de un río”
(Alberto Cortés)

Eloy Anello, coordinador del proyecto del Centro Andino de Excelencia para la Capacitación de Maestros (CETT) ya no está con nosotros. Luego de luchar denodadamente con la enfermedad, y sin perder nunca la esperanza y el buen humor, nos dejó para siempre el viernes pasado. Pero esto no significa que no seguirá entre nosotros. Recordaré siempre la gentileza y sencillez con que Eloy comunicaba su verdad, personal y profesional. Siempre estuve impresionado con su compromiso con Bolivia, con la educación, con los que tenían menos oportunidades. Su porte gentil y su tono calmado no impedía que, en ocasiones, se apasionara cuando no se trabajaba con seriedad, cuando no reconocíamos la urgencia que el compromiso social exige con los niños y las niñas de las escuelas.

Los años que compartimos en el Centro Andino, en las reuniones telefónicas y cara a cara del comité ejecutivo, así como algunas de nuestras ocasionales visitas a Santa Cruz, me confirmaron de que tenía la suerte de trabajar con un gran hombre, un líder. Eloy propugnaba un liderazgo no basado en el poder sino en el ejemplo, un liderazgo moral, como él decía. Y creía que esto era algo que todos los maestros debían desarrollar, y no sólo las capacidades técnicas o pedagógicas.

Pero no sólo un gran profesional, sino esposo, padre de familia y amigo. Gracias por dejarnos compartir esa parte de tu vida, también. En tu casa siempre nos sentimos acogidos, bienvenidos. Recuerdo siempre esa anécdota que contabas sobre tu hijo chico, de aquella época en que trabajabas en Plan y eras coordinador regional. Decías que tu hijo venía y quería decirte algo mientras tú estabas ocupado en la computadora. Hasta que un día apretó el interruptor y la computadora se apagó. Y tú dijiste, “Me jor comienzo a escucharlo cuando me pide.” Y  a partir de ello te pusiste a pensar si lo que realmente querías era un trabajo que te tuviera tanto tiempo fuera de casa y en tanto viaje, o si lo que esperabas era algo para estar más cerca de tu familia.

Gracias, Eloy, por tu vida, por el legado que nos dejas. Fue un honor haberte conocido y sabemos que seguirás siempre con nosotros. En tí se cumple eso que escribió Machado:

Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.
(Antonio Machado)

Para los que no lo conocieron, alguno datos de la nota del Ejército de Paz.

La escafandra y la mariposa

Posted on

Este es el título de una extraordinaria película francesa de Julian Schnabel, ganadora de 2 globos de oro y 4 nominaciones al Oscar que el otro día vi en TV sin querer. La historia es alucinante, y ha sabido captar, mediante el recurso de la cámara subjetiva, la tragedia de un hombre encerrado en su cuerpo luego de un derrame cerebral, pero con la mente suficientemente lúcida para seguir pensando, escribiendo, desesperando. Vale la pena ver!!!

Ver el sitio web de esta película donde hay otros comentarios, fotos y material adicional.