Adélia Prado

Posted on Actualizado enn

Minha tristeza não tem pedigree,
Já a minha vontade de alegria,
sua raiz vai ao meu mil avô.
Vai ser coxo na vida é maldição pra homem.
Mulher é desdobrável. Eu sou.

(Com Licenca Poetica. De Bagagem, 1976)

 

 

adelia_pradocpMi amigo José Francisco Navarro me invitó a la presentación, en la Feria del Libro de Lima, de la segunda edición en castellano del poemario “Bagajes”, de la escritora brasileña Adélia Prado. Un evento sencillo y significativo en que se rindió homenaje a esta mujer de Divinópolis (Minas Gerais) que ha integrado la poesía y la vida cotidiana, lo sagrado y lo profano, el cuerpo y la espiritualidad.

Dos cosas en particular me gustaron de la presentación. Esta idea de “bagaje”, el título del poemario. Bagaje es lo que llevamos en un viaje, lo importante, lo imprescindible. La poesía nos libera, según Adela, nos permite rencontrarnos con lo realmente esencial, con el sentido de nuestra humanidad. En medio de este mundo contemporáneo, consumista, cínico y la modernidad “líquida” de la que habla Zygmunt Bauman, se requiere volver a lo esencial, a la comunión, a los afectos. Y esto es algo que se logra con claridad en la poesía de Adélia.

El otro asunto interesante de la presentación es esto que dijo José Francisco (Pancho) que “traducir es aprender a hablar”. Tarea ardua, complicada pero a la vez esperanzadora. Muchos se han fijado en el sentido negativo de la traducción (Traduttore traditore, el traductor es un traidor), pero pocos en esta tarea emblemática de descubrir y recrear desde la sensibilidad para que el texto original brille con otra luz en el nuevo texto.

Aquí algunas referencias y textos de Adélia Prado que se encuentran en Internet: el blog Ventana Lateral, Noctambulario y Camino de Poesía.

Anuncios