No se puede vivir sin libros

Posted on Actualizado enn

(c) Tomado de Flickr: Irene Adler
(c) Tomado de Flickr: Irene Adler

“Yo ya no puedo vivir sin libros. Dejar de leerlos, o de escucharlos si ya no puedo ver, será lo mismo que morir…” Francisco Mouat, columnista del diario El Mercurio comparte su afición y pasión por los libros en su reciente artículo “Leer, Vivir, Perder”. Comenta como, con un dinero que recibió inesperadamente una plata y se fue rápidamente a comprar libros con su hija y le compró diez de uan vez, “libros que la estimulen, que le propongan un viaje, que la hagan atravesar un mapa literario en busca de placer, felicidad, conocimiento y por supuesto nuevas dudas esenciales, preguntas sin respuesta o con muchas alternativas para elegir. No sé cuántos de esos libros serán finalmente leídos por ella, y no sé cuántos cumplirán el sueño de hacerse imprescindibles en su vida. Con que en su lectura haya unas pocas líneas felices me conformo…”

Soy también de los que se enamoran de los libros, de algunos de ellos, y me entusiasman con sus páginas. Eso me ha pasado generalmente con Vargas Llosa, con García Marquez, con Benedetti tanto en sus poemas como en sus cuentos… Los que me gustan los releo, como visitando un país que ya conozco en que siempre habrá novedades o recovecos que recorrer. Con algunos he reído a carcajadas o llorado desconsoladamente, como con los mejores de mis amigos. Algunos son clásicos reconocidos y otros son tesoros que he descubierto por azar… Como en las películas, hay algunos que comienzo a leer esperando ansiosamente una página que no deja de asombrarme…

“No se puede vivir sin libros”… Cierto, como no se puede vivir sin amigos, sin amores…

Anuncios