Mes: mayo 2009

Compañerismo hasta la muerte

Posted on Actualizado enn

(c) Tomado de http://pixelnitrate.com/sebastians_voodoo
(c) Tomado de http://pixelnitrate.com/

Este hermoso video de Joaquín Baldwin ha ganado un premio en Cannes. Es una historia que valora el sacrificio por ayudar a los compañeros, donde menos se nos podría ocurrir: entre unos muñecos de voodo. No es fácil sacrificarse por los demás. No, ciertamente, en medio de esta cultura que privilegia la competetividad y el desarrollo individual sobre toda una serie de valores. Esto me hace pensar que hay mucho heroísmo escondido en el mundo; se puede encontrar en los lugares menos pensados. Creo que cosas sencillas como éstas tienen un gran potencial y podrían ser utilizadas para conversar con los hijos, para discutir sobre opciones, apuestas personales, el cuidado y el cariño por los otros, la solidaridad, etc.

La idea es genial, la animación es extraordinaria al igual que la música. Felicitaciones a este joven talento.

Anuncios

Defendamos la alegría

Posted on

(c) Bill Watterson
(c) Bill Watterson

Defendamos la alegría!!! Dejemos a los niños ser niños y dejemos que el niño que sigue viviendo en nosotros, los adultos, no pierda la imaginación, el sabor de las cosas simples y hermosas de la vida, el gusto por jugar, la ilusión y la capacidad de la transgresión….

Benedetti se fue para dejarnos todo

Posted on

BenedettiHa muerto el maestro, el poeta de la alegría, de los Inventarios, de la primavera con esquina rota. El diario El País, como tantos otros harán en estos días, le hace un pequeño homenaje: “Era un hombre insobornable, el más comprometido de su tiempo. Su muerte deja en silencio mustio su época, su ejemplo y la raíz de sus versos. Pero los muchos que le cantan no lo dejarán, como él decía del verdadero amor, en lo oscuro.”

Angeles Mastretta, cuyo blog siempre sigo, cuenta igualmente cómo lo conoció, cómo fue que terminó comentando su libro “Mal de amores” en Madrid. “Quedamos de vernos, pronto, en Montevideo. ¿Cuando es pronto? A mí se me hace tarde siempre, dejé pasar doce años. Ahora, tendré que ir, a ver si me lo encuentro y caminamos, en la calle, codo a codo…”

No, yo nunca tuve el honor de conocerlo personalmente, ni entrevistarlo, ni seguir ninguna de sus clases y conferencias. Pero, como a muchos, su poesía y su narrativa están tejidas con mi memoria, con mis andares. “Primavera con esquina rota” me conmovió con el retrato del exilio, el amor y el desamor de los heridos y contusos de la dictadura, aunque con esa nota de inocencia y lucidez que es Beatriz, la gurisa… “La tregua” es otra de sus obras maestras, de un amor que inunda la vida gris de un hombre resignado a la soledad, pero que no dura, que fue sólo una flor en el desierto. He leido cada uno de los poemas de amor de los Inventarios y “El Amor, las Mujeres y la Vida”, así como “Andamios”. En todos ellos he encontrado siempre esperanza, luz, piedritas en la ventana que de vez en cuando lanza la alegría. Por todo ello, y porque sé que vives y seguirás viviendo en tu poesía… salud, Mario, “hasta que lloremos de tanto volver” como decía Vallejo…

Benedetti: Primavera con esquina rota

Posted on

(c) Tomado de http://www.dabero.es
(c) Tomado de http://www.dabero.es

Una de mis obras preferidas de Benedetti es “Primavera con esquina rota”, uno de sus libros sobre el exilio y cómo todo ello afectó la vida de los que se quedaron, los que se fueron, los que fueron encarcelados. En una suerte de juego de espejos en que hablan diversos personajes, “heridos y contusos”, destaca la voz de Beatriz, esta niña de pocos años que tiene al papá preso, y a la madre debatiéndose entre la soledad y los sentimientos encontrados por otro. Y en medio de todo eso, Beatriz no deja de ser una niña curiosa y ocurrente, como todos los niños.
Esta es una de las mejores páginas de ese texto:

POLUCIÓN

“Dijo el tío Rolando que esta ciudad se está poniendo imbancable de tanta polución que tiene. Yo no dije nada para no quedar como burra pero de toda la frase sólo entendí la palabra ciudad. Después fui al diccionario y busqué la palabra imbancable y no está. El domingo, cuando fui a visitar al abuelo le pregunté qué quería decir imbancable y él se ríó y me explicó con buenos modos que quería decir insoportable. Ahí sí comprendí el significado porque Graciela, o sea mi mami, me dice algunas veces, o más bien casi todos los días, por favor Beatriz por favor a veces te pones verdaderamente insoportable. Precisamente ese mismo domingo a la tarde me lo dijo, aunque esta vez repitió tres veces por favor por favor por favor Beatriz a veces te pones verdaderamente insoportable, y yo muy serena, habrás querido decir que estoy imbancable, y a ella le hizo gracia, aunque no demasiada pero me quitó la penitencia y eso fue muy importante. La otra palabra, polución, es bastante más difícil. Esa sí está en el diccionario. Dice, polución: efusión de semen. Qué será efusión y qué será semen. Busqué efusión y dice: derramamiento de un líquido. También me fijé en semen y dice: semilla, simiente, líquido que sirve para la reproducción. O sea que lo que dijo el tío Rolando quiere decir esto: esta ciudad se está poniendo insoportable de tanto derramamiento de semen. Tampoco entendí, así que la primera vez que me encontré con Rosita mi amiga, le dije mi grave problema y todo lo que decía el diccionario. Y ella: tengo la impresión de que semen es una palabra sensual, pero no sé qué quiere decir. Entonces me prometió que lo consultaría con su prima Sandra, porque es mayor y en su escuela dan clase de educación sensual. El jueves vino a verme muy misteriosa, yo la conozco bien cuando tiene un misterio se le arruga la nariz, y como en la casa estaba Graciela, esperó con muchísima paciencia que se fuera a la cocina a preparar las milanesas, para decirme, ya averigüé, semen es una cosa que tienen los hombres grandes, no los niños, y yo, entonces nosotras todavía no tenemos semen, y ella, no seas bruta, ni ahora ni nunca, semen sólo tienen los hombres cuando son viejos como mi padre o tu papi el que está preso, las niñas no tenemos semen ni siquiera cuando seamos abuelas, y yo, qué raro eh, y ella, Sandra dice que todos los niños y las niñas venimos del semen porque este liquido tiene bichitos que se llaman espermatozoides y Sandra estaba contenta porque en la clase había aprendido que espermatozoide se escribe con zeta. Cuando se fue Rosita yo me quedé pensando y me pareció que el tío Rolando quizá había querido decir que la ciudad estaba insoportable de tantos espermatozoides (con zeta) que tenía. Así que fui otra vez a lo del abuelo, porque él siempre me entiende y me ayuda aunque no exageradamente, y cuando le conté lo que había dicho tío Rolando y le pregunté si era cierto que la ciudad estaba poniéndose imbancable porque tenía muchos espermatozoides, al abuelo le vino una risa tan grande que casi se ahoga y tuve que traerle un vaso de agua y se puso bien colorado y a mí me dio miedo de que le diera un patatús y conmigo solita en una situación tan espantosa. Por suerte de a poco se fue calmando y cuando pudo hablar me dijo, entre tos y tos, que lo que tío Rolando había dicho se refería a la contaminación atmosférica. Yo me sentí más bruta todavía, pero enseguida él me explicó que la atmósfera era el aire, y como en esta ciudad hay muchas fábricas y automóviles todo ese humo ensucia el aire o sea la atmósfera y eso es la maldita polución y no el semen que dice el diccionario, y no tendríamos que respirarla pero como si no respiramos igualito nos morimos, no tenemos más remedio que respirar toda esa porquería. Yo le dije al abuelo que ahora sacaba la cuenta que mi papá tenía entonces una ventajita allá donde está preso porque en ese lugar no hay muchas fábricas y tampoco hay muchos automóviles porque los familiares de los presos políticos son pobres y no tienen automóviles. Y el abuelo dijo que sí, que yo tenía mucha razón, y que siempre había que encontrarle el lado bueno a las cosas. Entonces yo le di un beso muy grande y la barba me pinchó más que otras veces y me fui corriendo a buscar a Rosita y como en su casa estaba la mami de ella que se llama Asunción, igualito que la capital de Paraguay, esperamos las dos con mucha paciencia hasta que por fin se fue a regar las plantas y entonces yo muy misteriosa, vas a decirle de mi parte a tu prima Sandra que ella es mucho más burra que vos y que yo, porque ahora sí lo averigüé todo y nosotras no venimos del semen sino de la atmósfera.”

Ha muerto Tránsito Amaguaña

Posted on

(c) Tomado de http://www.eluniverso.com
(c) Tomado de http://www.eluniverso.com

“Yo he viajado y he caminado por todos los lugares, pero nunca he negociado con la sangre de mis hermanos” (Tránsito Amaguaña)

 

Estando en Ecuador, me enteré de la muerte de Tránsito Amaguaña. A los 99 años, esta líder indígena Kayambi fue una de las impulsoras de las escuelas campesinas en las que, porprimera vez, se enseñaba a los indígenas en kichwa, el quechua que se habal en Ecuador.

Hace más de cinco años que no caminaba y estaba psotrada en su cama. Nació en 1909 en la hacienda de Pesillo (Cayambe). Sus padres servían como hasipungos (sirvientes en la casa de los hacendados) y desde temprana edad conoció el maltrato, que la impulsó a enfrentarse y luchar por los derechos de los indígenas… A los 14 años la obligaron a casarse con un hombre mayor, del que finalmente se separó. En la primera mitad del siglo pasado, en las haciendas, no se permitía que los indígenas estudiaran. Tenían que hacerlo a escondidas, haciendo reuniones en distintas casas con el fin de no ser sorprendidos. Ella nunca se consideró comunista, pero así fue etiquetada varias veces y fue encarcelada acusada de recibir dinero y armas rusas para armar una revolución en el país.

Mirándola antes de morir, uno no podría imagir la magnitud y el coraje de esta mujer. Sin embargo, allí chiquita, “perdida enter las cobijas y ajena a los visitantes” no nos podríamos haber imaginado que ella dirigió 26 movilizaciones a Quito por la reivindicación de los derechos de los indígenas ecuatorianos y una de la mayores líderes indígenas del continente…

Feminicidios no llegan a la portada de los diarios

Posted on

(c) Tomada de http://meditacionesenelmarrojo.blogspot.com
(c) Tomada de http://meditacionesenelmarrojo.blogspot.com

El pasado sábado 9 de mayo apareció una breve nota en Perú 21 señalando que “un promedio de 19 mujeres son asesinadas al mes por sus cónyuges en el país, informó ayer el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social.” Una nota de 8 x 5 cm en páginas interiores que no pudo competir con las noticias sensacionales del Padre Alberto en  Miami, el taxista del desentornilaldos o las peleas entre las barras bravas por una banderola… Me imagino, además, que las 19 mujeres son sólo la punta del iceberg de una realidad compleja y dolorosa, en la que muchas mujeres siguen siendo maltratadas por sus parejas, muchas veces sin que haya un  control social de esto basado en la idea errónea de que “no hay que meterse en asuntos privados”. A las 19 mujeres muertas hay que añadir las cientos o miles que son golpeadas, muchas de las cuales no llegan incluso a denunciar porque no hay garantías suficientes ni cambios estructurales que las animen a buscar protección que sea realmente efectiva, mucho más porque muchas veces están los hijos de por medio. Es una lástima que los medios banalicen el dolor humano, pero es mucho más terrible que hayan banalizado esta realidad terrible. No queremos portadas sangrientas, pero alguien debería escandalizarse por 19 mujeres que mueren al día por mano de sus parejas, 133 a la semana, 570 al mes y casi 7,000 al año. Un asunto, pues, que no es privado en ningñun sentido y que debería ser objeto de políticas públicas efectivas…

Madre, ¿hay una sola?

Posted on Actualizado enn

(c) Quino
(c) Quino

Saludos, mamás, abuelas, tías-que-hacen-de-mamás, esposas-mamás, etc., etc.

No me gusta mucho dar saludos por el Día de la Madre porque, en fin, siempre tiene algo de eso que se dice bien en inglés “patronazing” (¿condescendencia?, nunca sé cómo traducirlo). Pero, en fin, creo que puede ser ocasión para celebrar aquello que ustedes, mujeres, tienen más aprendido que nosotros: el cuidado de los otros, la atención de los más pequeños, los más débiles, los que comienzan la vida y los que la van terminando. Sin ese sentido de “cuidado” nuestras sociedades no podrían sostenerse, avanzar, desarrollarse. Y en una época como ésta en que parece privilegiarse la competitividad, la eficiencia a toda costa, el individualismo, los liderazgos agresivos, no es malo recordar que todos comenzamos conectados a los otros, mejor dicho a otra, por un cordón umbilical y que nuestro destino como seres humanos no está desligado de la suerte de los demás. Tal vez si no hubiésemos dejado de escuchar los latidos de este gran corazón al que estamos unidos (por algo, con sabiduría nuestros antiguos peruanos la llamaba, como hasta hoy, la “pacha mama”) no estaríamos lamentando hoy cosas como el calentamiento global, o la deforestación o la desnutrición crónica.

Mafalda tiene razón… Tenemos muchas mamás y detrás de muchos de los roles que cada una de ustedes juega, esperamos que siga latiendo fuerte, esa corriente que nos conecta al mundo y a los demás.

Hay muchas cosas que se han escrito sobre la maternidad pero nada me gusta tanto como el libro “Paula” de Isabel Allende, esta larga carta o testamento a su hija enferma. Este es uno de los pasajes más extraordinarios que comparto con ustedes en esta ocasión…

 “Los hijos condicionaron mi existencia, desde que nacieron no he vuelto a pensar en términos individuales, soy parte de un trío inseparable. En una oportunidad, hace varios años, quise darle prioridad a un amante, pero no me resultó y al final renuncié a él para volver a mi familia. Éste es un tema que debemos hablar más adelante, Paula, ya está bueno de mantenerlo en silencio. Nunca se me ocurrió que la maternidad fuera optativa, la consideraba inevitable, como las estaciones. Supe de mis embarazos antes que fueran confirmados por la ciencia, apareciste en un sueño, tal como después se me reveló tu hermano Nicolás. No he perdido esa habilidad y ahora puedo adivinar los hijos de mi nuera, soñé a mi nieto Alejandro antes que sus padres sospecharan que lo habían engendrado y sé que la criatura que nacerá en primavera será una niña y se llamará Andrea, pero Nicolás y Celia todavía no me creen y están planeando un ecosonograma y haciendo listas de nombres. En el primer sueño tenías dos años y te llamabas Paula, eras una chiquilla delgada, de pelo oscuro, grandes ojos negros y una mirada lánguida, como la de los mártires en los vitrales medievales de algunas iglesias. Vestías un abrigo y un sombrero a cuadros, parecidos al clásico atuendo de Sherlock Holmes. En los meses siguientes engordé tanto, que una mañana me agaché a ponerme los zapatos y me fui de cabeza con los pies en el aire, la sandía en la barriga había rodado hacia mi garganta desviando el centro de gravedad que nunca más regresó a su posición original porque todavía ando a tropezones en el mundo. Ese tiempo que estuviste dentro de mí fue de felicidad perfecta, no he vuelto a sentirme tan bien acompañada…”

 Brindo por ustedes, salud!!!