Día: 12 marzo 2009

Aimee Mullins: la minusvalía sólo existe dentro

Posted on

(c) ID: Aimee Mullins
(c) ID: Aimee Mullins

Una de las recientes presentaciones en las conferencias de TED (Tecnología, Educación, Diseño) es la de Aimee Mullins. La historia de Aimme es extraordinaria. Ella nació sin el hueso peroné y tuvo que ser amputada de la rodilla para abajo en ambas piernas cuando era niña. Aprendió a caminar prótesis, y luego a correr, llegando a competir y ganar en las Olimpiadas Especiales de 1996, en Atlanta. Ha sido modelo y acrtiz en alguans películas.

En esta presentación en TED, titulada “Cómo mis piernas me han dado super-poderes” habla no sólo sobre sus varios pares de prótesis sino como ellas le han cambiado la vida. La manera como se maneja con ellas en diversas circunstancias ha hecho que no se sienta para nada una “disable person”, una persona minusválida (o una persona con “necesidades especiales” como se dice para se políticamente correcto. Es más, ha podido en algunos casos aumentar su estatura para la envidia de una antigua amiga suya que le decía: “No es justo”. Lo clave de esta conferencia es que uno sólo es minusválido si es que se cree o siente así. Mullins es un buen ejemplo de lo que el espíritu humano puede hacer. Y nos invita a mirar a este tipo de personas de otra manera. Todos tenemos alguna suerte de minusvalía, pero las más terribles son aquellas que nos imponemos a nosotros mismos.

Anuncios

El día de la mujer es el 8 de marzo…y el 9 y el 10, etc…

Posted on Actualizado enn

mujeresNo tenía mucho deseo de sumarme a la moda de enviar felicitaciones por el Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo… No soy muy afecto a los días “especiales”, cuando se tratan de relevar el rol de ciertas personas: día de la madre, día del padre, día del niño, día del abuelo, día de la mujer. A pesar de que reconozco al intención de estas conmmemoraciones de visibilizar la contribución de estos sectores a la sociedad, no deja de haber gestos vacíos, actitudes paternalistas o francamente despectivas en estas fechas. Vivo con tres mujeres y hay muchas que han marcado y siguen marcando mi vida. Comparto con una de ellas lo enriquecedor y complicado que es criar a los hijos, en donde los roles, hoy más que nunca no están tan definidos como antes, sino que van cambiando según los avatares de la vida cotidiana, las exigencias del trabajo… Mi esposa me ha enseñado mucho más que otras personas cómo combinar el profesionalismo con el cuidado del otro, aprovechar el tiempo con la familia y disfrutar la vida juntos. En cuanto a mis hijas, las veo crecer cada día, esperando que tengan las mejores oportunidades para ser y hacer lo que quieran ser. Admiro mucho a mi madre, que luego de compartir toda una vida con mi padre, en las buenas y en la malas (sobre todo en las malas) disfruta ahora de una viudez envidiable y activa, compartida con sus hermanas y con las amigas de toda la vida, con las que se sigue reuniendo desde hace varias décadas. Estoy cerca también a mi hermana y mi cuñada, ambas profesionales jóvenes que han sabido combinar la vida de pareja, el trabajo, las obligaciones y la recreación. Trabajo, asimismo, con varias mujeres, con muchas de las cuales compartimos las exigencias de la oficina, y el mismo reto de combinar el tiempo dedicado al trabajo y el tiempo a la familia. A todas ustedes, un saludo, hoy y todos los días, para que algún día no haya necesidad de celebrar más el día de la mujer y todo lo que ustedes han ido consiguiendo no sean una excepción. Cuando haya más equidad, en todos los niveles, y sea sentido común que no importa que seamos hombres o mujeres para ser buenos gobernantes, buenas autoridades, buenos profesionales, buenos padres/madres celebraremos todos los días…