A propósito de Benedetti

Posted on

“Vivir es una suerte a corto plazo /aprovecharla es nuestro compromiso /no importa que fantasmas nos espíen /si al fin uno está en paz con uno mismo”  (Mario Benedetti, “Testigo de uno mismo”)

playachicosVivir a corto plazo… a veces me sorprendo demasiado preocupado por el futuro, por lo que tengo que hacer en los siguientes meses, por las previsiones que hay que hacer ahora que los chicos van al colegio (¿y cuando les toque ir a la universidad?), por las deudas pendientes y las que se avecinan. Tal vez aprendí eso de mi padre, que registraba en un cuaderno los gastos del mes y las proyecciones de  los siguientes, en época de vacas gordas y flacas, cuando tenía sólo su sueldo de médico del Ministerio o algún extra con sus pacientes externos.

Sin embargo, vivir es estar ahora, gustar del presente, reconocer el hoy. Eso pienso cuando veo a mis chicos disfrutando del mar y sus vacaciones, de esta época de sus vidas y las mía que no volverá otra vez, nunca como ahora. Por eso, aunque no puedo renunciar a mi espíritu de hormiga previsora que se pasa el verano acumulando para los meses que vendrán, dejo que mi parte de cigarra, que quiere pasar el verano cantando con los míos, esté también presente… Total, ¿de qué sirve el largo sin el corto plazo? Porque como dice Benedetti para terminar ese poema,

“hay que saber vivir con utopías / y con otras variantes de esperanza/ y disfrutar lo mágico del beso / al menos siete veces por semana…”

Anuncios